lunes, 25 de febrero de 2013

Papeles.

De este revoltijo a lápiz cargado de tachones rojos, surge una novela. En este caso, la última: A través del espejo. Pero también los tengo de las otras. Parece mentira sacar tanto de tan poco. Está todo esquematizadísimo, claro.

4 comentarios:

  1. Madre mía, ¡cuantos tachones!
    El otro día me pasé por aquí y vi una entrada de "A través del espejo" pero vi que era la decimoquinta así que no la leí, a ver cuando tengo tiempo y puedo empezar desde el principio ;)

    ResponderEliminar
  2. Partes terminadas, arreglos, apaños... Esas cosas están a rojo. Es muy difícil que la novela salga tal cual planeaste desde el principio: siempre hay cambios.

    Mejor espera a que lo termine (queda poco) y lo corrija; ya te lo paso entonces para que puedas leerlo del tirón y tranquilamente. Es un relato raruno, más aún que el de "Las mariposas" ;)

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Sí, suelo escribir el argumento en estas hojas. Esquemas de cada capítulo. Pasa esto, esto y esto. Algo así, simple y efectivo. Si no, puedes volverte loco. Hoy en día hay programas que ayuda con esto, pero yo soy un romántico y lo hago manual ;)

      Eliminar