miércoles, 26 de marzo de 2014

Fragmentos.


"Luis calla, esta vez con motivo. Ha llegado al final de la historia, que Tristán trata de analizar. El mensaje ha calado en su interior. La metáfora es clara pero, de todos modos, quiere desgranar el contenido, sacarle el máximo jugo. El náufrago tiene los ojos achinados, incomodados por la nube de humo formada a su alrededor. El ático huele a tabaco y a café. También a lluvia, aunque hace ya unas horas que no cae una gota.
––Creo que lo he entendido. Es una metáfora sobre el tiempo y el mirar adelante. No hay que estancarse en el pasado, creer que lo que teníamos era lo mejor. El futuro, a veces, nos depara agradables sorpresas. Bien sea en una película o en unos labios de mujer. Pero, para lograr alcanzarlas, antes debemos enterrar el pasado y apostar por el mañana ––explica Tristán, más para sí mismo que para su compañero de clase."

No hay comentarios:

Publicar un comentario