miércoles, 4 de febrero de 2015

Vuelvo a las trincheras

He vuelto a la acción, a escribir. Ya tocaba. Por desgracia, he estado de hundimiento literario en los últimos tiempos (que no personal, no confundamos). Mientras más crecía en el mundo real, más se venía abajo mi yo literario. Eso ha cambiado de nuevo esta semana. La inspiración ha vuelto y tengo una historia de lo más interesante entre manos. Ya van 6.000 palabras (unas 25 páginas), que no es ninguna tontería. De hecho, como hace mucho que decidí escribir libros más bien cortos, espero que no se vaya mucho de madre y la cosa esté entre las 20 y las 45.000 palabras totales, a poder más cerca del 20 que del 40. Eso ya se verá.

Es una historia de corte surrealista, claro, como no podía ser de otra manera. Partimos de la realidad, como de costumbre, y, desde ella, la novela nos mete de lleno en uno de mis mundos, tan particulares y especiales. Hay misterio y algo de terror. Personajes y paisajes variopintos, como también acostumbro a crear. Ah, también aparece el Hotel Delfín. Es una licencia que me he tomado y un homenaje a dos autores que sin enamorarme, sí me han aportado mucho: Stephen King y Haruki Murakami (con sus 1408 y Baila, baila, baila respectivamente).

No doy fechas, pero quiero tenerla acababa, como muy tarde, a mediados de marzo, aunque creo que estará antes, mucho antes, sobre todo viendo que he pillado mi mejor ritmo, ese capaz de hacerme escribir una novela de 60.000 palabras en 17 días.

Cuando la acabe, tengo pensado regalarla. Soy así. Además, nunca fue por el dinero, si no por los lectores.

En otro orden de cosas, el regalo de A través del espejo ha traído nuevas reseñas y ha derivado en la venta de otras novelas surgidas de mi imaginación, como Fuera de órbita. Las reseñas las podéis encontrar en el blog de Kiko Labiano, autor a su vez de la obra Invierno humano, que, por supuesto, después de ver la ilusión con la que Kiko devoraba mis novelas, leí.



Me dejó una sensación muy agradable, como expuse en mi comentario de Amazon. Si os apetece ciencia ficción distópica, dadle la oportunidad, os mantendrá entretenidos durante varios días (u horas, depende de vuestra voracidad)

"Novela muy entretenida de corte distópico, apocalíptico. Bien llevada y cargada de suficientes aventuras y misterios como para mantenerte pegado a la tablet (en mi caso). Un autor al que le veo condiciones y que, en cierta medida, me recuerda a Juan Gómez-Jurado. No dudaré en leer su siguiente novela que, seguro, llegará".

Un abrazo, blogonautas.

2 comentarios:

  1. Hay, no hay fechas pero hay plazos. Bueno, respetarlos siempre depende de factores que igual no acabas de controlar y se puede demorar o... acortar incluso. En fin. Tu creación es esperada.
    Por cierto, muy buena portada este libro que nos recomiendas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela quizá más cercana al terror que al surrealismo, aunque de todo habrá, claro ;)

      Eliminar