domingo, 27 de octubre de 2013

Yo, Raúl.

Hola a todos, mis queridos blogonautas. Sé que os tengo abandonados, pero es que no tengo grandes cosas que contar. Continúa mi relación con la web Elretroconsolero, de la que ya van cuatro artículos publicados y un quinto está en el horno, a la espera de su momento.

En cuanto a mi vida londinense, todo va genial. Son casi cinco meses ya. Trabajando y viviendo, que no es poco. Mi inglés es bastante potable y, supongo, que irá mejorando sobre la marcha. Cuando consigues mantener una conversación con una chica de Londres y una irlandesa, la cosa va bien :)

En cuanto a mi faceta literaria, ahí sigo. Últimamente leo bastante. Terminé la bilogía de Murakami compuesta por La caza del carnero salvaje y Baila, baila, baila. Me gustaron bastante, tanto que me reconciliaron en parte con el autor. Supongo que hasta nueva decepción. Ya sabéis de mi relación amor-odio con él. Ahora estoy con El océano al final del camino, de Neil Gaiman. O, más bien, con The ocean at the end of the lane, ya que lo estoy leyendo en inglés. También escribo. Despacio, sin prisas. Tengo entre manos una nueva novela corta de corte surrealista (llevo unas 15.000 palabrejas) y una policíaca, con 10.000 palabras en su haber. Antes de final de año espero tener acabada la surrealista. La otra, ya veremos.



Ya sabéis que podéis seguirme en twitter, donde estoy mucho más activo. Aun así, prometo seguir contando las novedades que pueda haber.

¡Un abrazo!

1 comentario:

  1. En pocas palabras, estás vivo. Muy vivo. Trabajas, lees, mejoras una lengua y, ¡encima escribes! Me alegro de que la cosa tire y que te queden energías para atar, pescar, moldear palabras.
    Murakami: sólo un libro. No tengo una opinión en profundidad.

    ResponderEliminar