martes, 10 de julio de 2012

Fin.

Pues nada que habemus novela y estas cosillas. Lances de esto del escribir. Ciento cuarenta y ocho mil palabras que tiene el bicho. Vamos, que es de los de muchas patas y antenitas. Además, con las revisiones, reescrituras y el Santo Grial del después de, la cosa superará con cierta holgura las ciento cincuenta mil. Seis o siete mil palabras más, seguro. En resumen, mi primer tocho.

Ahora me voy a tomar unos días de parón. El lunes empiezo la primera reescritura al pelo; con sus mejoras de personajes, diálogos, escenas, escenarios y tramas. Más tarde vendrá la segunda, que aprovecharé para corregir las repeticiones, la abundancia de ques y ciertas estructuras que están una y otra vez por ahí. Luego, una última reelectura para pillar los últimos defectos, pasarla a ciertos lectores de confianza y... ¡Ya está!

Digo yo que, como muy tarde septiembre, a primeros, estará cerrada del todo :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario