martes, 29 de enero de 2013

Maestros.

Cualquier escritor que se precie (incluso los demás, también) debe poder citar unas influencias, ciertas referencias de dónde proviene su particular visión de la literatura, su forma de expresarse, de colocar comas aquí y allá, de utilizar más o menos vocabulario. Esas cosas.

Los mías son diversas, tanto que me considero un juntaletras ecléctico. Sin embargo, en la base de mi narrativa hay una serie de maestros que han aportado varios granos de arena más: Julio Verne, William Faulkner, Chéjov (feliz cumpleaños, por cierto) y, sobre todo, los autores sudamericanos del llamado Boom. García Márquez, Jorge Luis Borges (lo meto también) y Onetti. Esos tres principalmente. Hoy, para darle sentido pleno a esta entrada, voy a rescatar el decálogo que escribió este último para orientar al aspirante a escritor. Es el siguiente:



1. No busquen ser originales. El ser distinto es inevitable cuando uno no se preocupa de serlo.

2. No intenten deslumbrar al burgués. Ya no resulta. Éste sólo se asusta cuando le amenazan el bolsillo.

3. No traten de complicar al lector, ni buscar ni reclamar su ayuda.

4. No escriban jamás pensando en la crítica, en los amigos o parientes, en la dulce novia o esposa. Ni siquiera en el lector hipotético.

5. No sacrifiquen la sinceridad literaria a nada. Ni a la política ni al triunfo. Escriban siempre para ese otro, silencioso e implacable, que llevamos dentro y no es posible engañar.

6. No sigan modas, abjuren del maestro sagrado antes del tercer canto del gallo.

7. No se limiten a leer los libros ya consagrados. Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz, hoy son genios.

8. No olviden la frase, justamente famosa: 2 más dos son cuatro; pero ¿y si fueran 5?

9. No desdeñen temas con extraña narrativa, cualquiera sea su origen. Roben si es necesario.

10. No olviden que Hemingway escribió: "Incluso di lecturas de los trozos ya listos de mi novela, que viene a ser lo más bajo en que un escritor puede caer."

Un abrazo, blogonautas ;)

4 comentarios:

  1. En el 3 estoy de acuerdo a medias. El resto, todo un despliegue de buenos consejos.

    Destacaría el 7.

    ¡Quita el maldito Captcha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el punto en que menos de acuerdo estoy yo también.

      Quitado el captcha xD

      Un abrazo, Don.

      Eliminar
  2. Gran de decálogo. Toda una inspiración para escritores noveles como un servidor.

    ResponderEliminar
  3. Un decálogo muy juicioso. Creo que cualquier buen escritor, este decálogo lo aplica por instinto, no por conocimiento.
    Un entrada muy interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar