domingo, 7 de octubre de 2012

He vuelto a escribir.

Pasado el trauma de mi última novela, cuyo desgaste intelectual fue enorme, he vuelto a darle a la tecla. He comenzado una novela corta (entre 30 y 60.000 palabras) sin demasiadas pretensiones (aunque no pienso descuidarla, por supuesto). Es más, creo que la colgaré directamente en Amazon, por probar cómo es la experiencia. Poco puedo desvelar por ahora, pero es una historia oscura, con muertos, surrealismo a raudales, simbolismo... Todo, batido pero no agitado en una trama a medio camino de la ciencia ficción.

La novela se desarrolla en un único escenario, en L'Hôtel de París. Un lugar emblemático donde los haya, pues fue allí donde quiso morir Borges.

Os dejo la primera línea:

"Oscuridad, sólo oscuridad. Densa, impenetrable. Un universo descuajado de estrellas, atacado por silencios intangibles, antinaturales".


No hay comentarios:

Publicar un comentario